Préstamos para motocicletas

préstamos para motocicletas

Descubre cómo obtener préstamos para motocicletas

 ¿Quieres sumarte a una caravana de motociclistas? Si estás decidido a comprar una motocicleta o scooter pero tu presupuesto es muy ajustado, puedes optar por la solicitud préstamos para motocicletas como forma de financiamiento para alcanzar tu sueño de tener tu propia moto.

Comprar una moto y pagar al contado es algo que no se encuentra al alcance de muchas personas, ya que para esto, es necesario disfrutar de una muy buena estabilidad económica. Sin embargo, hoy en día con las nuevas plataformas online de préstamos baratos es posible conseguir altas sumas de dinero y pagar a plazos, con tiempos de amortización que se adaptan a las necesidades del usuario.

En el artículo a continuación, te mostraremos todo lo que debes saber sobre los préstamos para motocicletas, con el objetivo de que conozcas cada detalle y puedas cumplir el sueño de toda tu vida: tener una Ducati de última generación.

¿Quiénes pueden pedir préstamos baratos scooter?

Las plataformas y entidades financieras que aportan préstamos baratos para motocicletas exigen que el usuario prestatario sea mayor de 18 años, así como otros requisitos que excluyen a una serie de personas por no cumplir con dichos requerimientos mínimos.

Pero… ¿Cuál es la documentación exigida para pedir préstamos para motos?

Cada plataforma o entidad de préstamo podría exigir una documentación diferente, factor que varía también según el tipo de préstamo, el monto, el tiempo de devolución y el historial crediticio del usuario. No obstante, los requisitos más frecuentes son:

  • Tener DNI vigente
  • Justificación de ingresos
  • Copias de declaración de la renta o contrato del trabajo
  • Copias de los recibos pagados de forma periódica
  • Número de teléfono y correo electrónico
  • Dirección de residencia Española verificable
  • Cuenta bancaria para transferir los fondos

Cada uno de estos requisitos debe estar vigente, además de manejar información veraz con el fin de obtener aprobación del préstamo para motocicletas. La entidad prestamista por lo general necesita conocer tu estado financiero, tus gastos e ingresos para decidir si conceder el préstamo de dinero y bajo qué condiciones.

Opciones de financiación: el préstamo como solución financiera buena

Antes de seleccionar una motocicleta es necesario evaluar a fondo las diferentes opciones de financiación ofrecidas en un préstamo, tomando en cuenta el presupuesto que necesitas y el tiempo de devolución, así como los intereses y comisiones adicionales.

Por lo general, existen 3 tipos de préstamos para motocicletas: los créditos exclusivos para pagar una moto, los créditos de libre inversión y los préstamos rápidos para motos.

En estos casos, el tipo de interés es fijo y asegura una misma cuota durante todo el tiempo de amortización. Existen otras opciones para la financiación de una motocicleta, como los bancos tradicionales o los establecimientos financieros de créditos.

Hoy en día, los préstamos están siendo cada vez mejor valorados y presentando la oportunidad de adquirir bienes como viviendas, automóviles o motocicletas. Las nuevas tecnologías presentan soluciones financieras online, como páginas de préstamos baratos y rápidos que admiten cantidades de dinero considerables con tiempos de devolución cómodos para el usuario.

Los préstamos rápidos son aprobados en un período entre los 15 minutos y las 24 horas, variando de acuerdo a la información aportada por el usuario, el tipo de préstamo, el monto y el tiempo de devolución planteada durante la solicitud.

Los préstamos para motocicletas son una solución clave al problema económico de un presupuesto muy ajustado, siempre que se cumpla con los requisitos exigidos y los plazos acordados con la organización prestamista.

Aprende a afrontar la financiación para tu motocicleta

En las entidades prestamistas por lo general ofrecen el 100% del financiamiento de una moto. Sin embargo, este ofrecimiento no es completamente recomendable debido a que incrementa el precio total de la motocicleta gracias a sus intereses, comisiones y gastos adicionales que tendrías que pagar para conseguir dicho préstamo.

Lo más recomendable, es contar con una cantidad inicial que represente al menos el 30% del costo total de la moto, ya que de esta forma conseguirás una reducción favorable en el valor de la moto.

Así mismo, es importante que realices un balance de tus ganancias mensuales, el porcentaje de las cuotas a pagar y el número total de dichas cuotas. Este pequeño pero valioso cálculo financiero permite que el pago de las cuotas no afecte tu presupuesto mensual, evitando los contratiempos y problemas económicos imprevistos que puedan generar problemas con los pagos.

Toma en cuenta las siguientes recomendaciones para préstamos exitosos

¿Quieres un consejo? Si es la primera vez que solicitas un préstamo online o si tienes dudas todavía sobre el funcionamiento de las organizaciones financieras, presta atención a las siguientes recomendaciones que pueden ayudarte a tener un contrato límpido, legal y sin inconvenientes.

  • Ten la seguridad de que los requisitos aportados a la entidad financiera sean correctos y estén completos antes de enviar la solicitud.
  • Presta mucha atención a los tipos de intereses, comisiones, gastos adicionales y cualquier otra cláusula que debas afrontar con la solicitud del préstamo.
  • Los préstamos para motos ofrecen condiciones competitivas, investiga cuál es la mejor según tu caso.
  • Si existe alguna posibilidad, amortiza de forma anticipada el préstamo para motocicletas, tomando en cuenta que no hayas establecido un contrato de permanencia con la entidad.
  • Cuando finalices los pagos de las cuotas, solicita un certificado de saldo cero, con el cual podrás dar como cumplido el préstamo para motocicletas y el compromiso con la entidad prestamista.

Los préstamos para motocicletas son un método de financiación que permiten adquirir uno de estos vehículos de dos ruedas en un tiempo récord, haciendo realidad el sueño de muchos conductores y dando una excelente opción de pago, bajo tiempos de respuesta récord y tiempos de amortización cómodos, permitiendo reacomodar nuestra situación económica tras la compra de la motocicleta.