Préstamos para bodas

prestamos para boda

Préstamos para bodas: cómo y dónde solicitarlos

Una boda es una celebración única e irrepetible, una ceremonia llena de detalles que pueden ocasionar grandes costos. Todas las parejas desean tener una boda de ensueño y con los préstamos de bodas, esta ilusión podría ser una realidad.

Hoy en día existen plataformas y páginas para préstamos que permiten una organización más cautelosa, así como la integración del presupuesto y de los gastos en general.

Los préstamos baratos para bodas facilitan la tarea de planificar, organizar y crear un evento que se ajuste a tus preferencias. Existen algunos gastos que aumentan el presupuesto inicial de una boda, dando sobrecostes que terminan siendo un dolor de cabeza.

Para esto, existen préstamos de boda que permiten tiempos de devolución cómodos para la feliz pajera. ¿Quieres saber cómo solicitar un préstamo de dinero para tu matrimonio? Sigue leyendo, en el siguiente artículo te presentaremos la forma más adecuada de pedir préstamos, los tipos de préstamos, su cobertura y dónde solicitarlos.

La mejor forma de solicitar un préstamo para bodas

Los préstamos de dinero para bodas pueden solicitarse fácilmente desde las plataformas financieras más conocidas, como Vivus, Gedescoche, Finzmo, Credy, Cashper y otras que permiten préstamos de hasta 5.000€ en tiempo récord.

Cada una de estas plataformas de créditos tiene diferentes opciones que podrían adaptarse a tus necesidades, como tiempos de devolución, canales, tipos de intereses y comisiones que permiten hacer una elección inteligente. Pedir préstamos para bodas online es una forma de ahorrar tiempo, así como utilizar el valioso recurso de la tecnología.

Elige un tipo de préstamo para boda

Es importante que decidas cuál es el tipo de crédito o préstamo de dinero que mejor se adapta a tus necesidades. Los préstamos baratos para bodas para pagar a plazos se caracterizan por aportar grandes cantidades de dinero y con plazos de amortización de hasta 3 años.

Por otra parte, existen los créditos fáciles y rápidos para las parejas que sólo necesitan una cantidad pequeña de dinero. Por ejemplo, para pagar el servicio de fotografía, tienen una cobertura de hasta 1.400€ con plazos de devolución entre los 30 días y los 4 meses.

Así mismo, puedes escoger un micropréstamo para bodas que sin aval, los cuales aportan una cantidad pequeña de dinero para solventar una necesidad puntual en la organización de la boda.

Por lo general, estos préstamos son de 300€ a 600€ y se aprueban en menos de 24 horas, con tiempos de amortización de 30 días. No solicitan aval, justificantes o nóminas para completar su aprobación.

Busca con calma para una buena elección

Es posible encontrar buenos resultados en alguna de las plataformas de créditos online, que con sus actualizaciones y diferentes opciones permiten escoger el préstamo para bodas que necesitas de acuerdo a la cantidad de dinero y el tiempo de devolución que requieres.

Responde de forma veraz al formulario de préstamo

Para conseguir una respuesta afirmativa y la aprobación del crédito para bodas es necesario completar una planilla con tus datos. Por lo general, solicitan datos personales, información como cuenta bancaria, número telefónico, domicilio, correo electrónico y demás.

Este formulario es sencillo de completar, en menos de 5 minutos podrás solicitar un préstamo para bodas y recibir una respuesta entre los 15 minutos y las 24 horas.

Qué cubren los préstamos para bodas: entérate y pídelo con antelación

Antes de empezar con la organización de una boda, es necesario contar con dos fondos diferentes: uno para los gastos del matrimonio en general y otros para cubrir aquellos imprevistos que puedan surgir a último momento.

Tener garantía de una cantidad de dinero guardada, nos dará tranquilidad y evitará las preocupaciones sorpresas que podrían desmejorar la grata experiencia de la ceremonia. Además, solicitar un préstamo para bodas nos ayuda a completar el presupuesto, dejándolo más holgado para cubrir la totalidad de los gastos y tener la oportunidad de pagar en cómodos plazos.

Si tras finalizar la organización, no hubo ningún gasto imprevisto, podemos reservar el dinero para los gastos de luna de miel, viajes y demás actividades que quieras realizar con tu pareja tras la ceremonia.

Un préstamo para bodas tiene una amplia cobertura y contribuye a que la celebración sea más prestigiosa, organizada y no ocasione ansiedad o estrés por la situación económica.

¿Quieres saber cuál es la cobertura de un préstamo para bodas? Obtener préstamos baratos para un matrimonio podría ser útil para cualquier gasto, pero es más común utilizar el dinero para cubrir gastos como:

Catering

Dar un banquete en un matrimonio es uno de los gastos más grandes en el presupuesto, se calcula que podría tener un costo entre los 10.000 y los 15.000€ para un cálculo de 100 invitados.

Las invitaciones de boda

Aunque parezcan un tema sin importancia, una invitación es la carta de presentación del matrimonio, por lo que deben reflejar el estilo de los novios y el concepto de la celebración. Lo mejor es hacerlas con una agencia profesional, lo que suele tener un elevado costo.

Fotógrafos

Los recuerdos de este día tan especial deben ser de gran calidad, con ángulos y escenas que perpetúen este día para el resto de la vida. Existen muchas ofertas en este servicio, pero con un buen presupuesto, es posible elegir un servicio de calidad para las fotografías y los vídeos de la boda.

El vestuario

Tanto la novia como el novio deben vestirse elegantes, pero adaptados al concepto de la boda. Existen numerosas marcas y diseños de vestidos y trajes para novios, pero sus precios suelen ser elevados y ocasionar un gran gasto para este momento ceremonial.

Los extras, música y decoración

La buena decoración y el ritmo musical es imprescindible en un matrimonio, por lo que es necesario contratar DJ profesionales y decoradores que puedan captar nuestros gustos y hacer de ellos el mejor escenario para la boda.

Cada uno de estos gastos puede ser resuelto sin dificultad con un préstamo para bodas, que con su amplio tiempo de amortización nos permite salir del aprieto económico y pagar en cómodas cuotas, disfrutando de la gran celebración y dejando a un lado los inconvenientes monetarios.